25/10/2009

Chantada busca fondos para montar su propia red de Internet rural

La financiación podría salir del millón de euros que le corresponde al Ayuntamiento del segundo Plan E

Lo prometían los responsables municipales en la presentación esta semana de las ferias del ganado frisón y la agricultura ecológica. El Ayuntamiento de Chantada quiere que la cobertura de Internet de banda ancha llegue a todo su territorio, a pesar de que la Xunta tiene paralizado el proyecto de puesta en marcha de una red con tecnología wimax para toda la Ribeira Sacra. Lo que no habían dicho los portavoces del Ayuntamiento es de dónde pensaban sacar el dinero necesario. El segundo Plan E puede ser la solución.

La nueva entrega del programa de inversiones en los ayuntamientos que anunciaba el viernes el Gobierno central está pensada para proyectos de características distintas a las del primer plan, gastado en todo tipo de obras públicas. Entre las actuaciones que financiará están los que tengan que ver con la administración electrónica y la mejora de las redes de la información. «Nós pensamos que aí pode entrar a posta en marcha dunha rede propia para facer chegar un Internet de calidade a todo o noso medio rural», dice el teniente de alcalde de Chantada, Alfonso Piñeiro.

El proyecto de la red wimax ahora paralizado fue presentado en Chantada a finales del 2008. Y el Ayuntamiento de Chantada está liderando ahora la campaña de protesta contra la anulación por parte de la Xunta actual del contrato que había firmado la anterior Consellería de Medio Rural con la empresa que debía instalar aquella red.

Al menos oficialmente, en el Ayuntamiento no tiran la toalla y siguen aspirando a conseguir que la Xunta se lo piense de nuevo y retome el proyecto en el punto en que había quedado. Pero lo cierto es que, al menos hasta ahora, la negativa es tajante y sin fisuras. En la Xunta dicen que aquel proyecto estaba mal planificado y mal ejecutado, y que ellos están preparando otro no para la Ribeira Sacra, sino para las áreas rurales de toda Galicia.

Contactos con empresas

Así las cosas, los responsables municipales ya han puesto en marcha un plan B. Están en contacto con empresas especializadas para sondear cuánto puede costar llevar una señal de Internet de alta velocidad a todas las parroquias de Chantada. En principio sería una red local, probablemente con repetidores wimax repartidos por todo el término municipal, porque la orografía chantadina, que incluye cumbres de cerca de mil metros y también las estrechas ribeiras del Miño, obliga a multiplicar los puntos de recepción y envío de la señal.

El plan E destina a cada ayuntamiento un máximo de 109 euros por habitante. Con los 9.086 vecinos que cuenta el censo del 2008, a Chantada le corresponderían unos 990.000 euros, una cifra que debería ser más que suficiente para montar esta red propia de Internet.