28/04/2010

Un simulador en Internet agilizará la información de las ayudas de Vivienda

Se han hecho esperar, pero han salido. Con mes y medio de retraso sobre el año pasado se publicó ayer la convocatoria de las ayudas de vivienda para el 2010 que consolidan, con pequeñas novedades, los requisitos y criterios que se aplicaron en el 2009 para resolver las solicitudes.

La campaña de este año da el salto a la red. La web de Vivienda ofrecerá información para poder solicitar cita previa y pondrá en marcha un simulador , del que ya se habló en ediciones anteriores, en el que el ciudadano podrá introducir sus datos de ingresos, edad, características de la vivienda y sus "circunstancias personales" y encontrará respuesta sobre si puede beneficiarse o no de ayudas y, en caso afirmativo, cuáles. El consejero de Fomento, Antonio Silván, enmarcó este paso "telemático" en una campaña de "acercamiento" al ciudadano y destacó el apartado "¿Cómo va lo mío?" que se estrenará en la página de Vivienda. "Permitirá consultar la situación de tramitación del expediente, apuntó el consejero, instantes después de recordar que el presupuesto del año pasado para subvenciones ascendía a 27 millones de euros y éste contará con más de 35. "El 23% más y en tiempo de crisis. Eso es compromiso, añadió.

Silván resaltó el "esfuerzo" presupuestario en plena caída de los ingresos públicos para "hacer efectivo el derecho de todo ciudadano a una vivienda digna y adecuada, en especial a los colectivos que más lo necesitan". Jóvenes, mayores, discapacitados, maltratadas, víctimas del terrorismo, familias numerosas o aquellas en las que un único progenitor se hace cargo de los hijos (monoparentales), familias con discapacitados, menores o con parto múltiple o adopción simultánea y emigrantes retornados forman la nómina de colectivos a los que se mejora la cuantía de la ayuda general si cumplen todos los requisitos. Los datos de solicitudes y resoluciones sitúan a las líneas de alquiler como las absolutas "reinas" de las subvenciones de Vivienda. El creciente apoyo a los arrendamientos ha despegado con una crisis que hace más difícil conseguir créditos para la construcción y la compra.

Novedades y límite de renta

En el capítulo de "innovaciones" con respecto a años anteriores, la convocatoria recién publicada incorpora la ayuda de hasta 600 euros para la contratación de un seguro para garantizar el pago de la hipoteca durante seis meses en caso de que el titular de una Vivienda Joven pierda su trabajo. En la línea de Vivienda Rural, se incorporan como colectivos que pueden beneficiarse de una mayor subvención (4.000 euros en lugar de 3.000), si cumplen todos los requisitos, los mayores de 65 años, las víctimas de violencia machista y la víctimas del terrorismo, que se suman así a los jóvenes, los emigrantes retornados, las familias numerosas y con parto o adopción múltiple y las personas dependientes o con discapacidad.

Las variaciones afectan también al periodo subvencionable para los arrendatarios, que será de octubre del 2009 a diciembre del 2010, cuando en ediciones anteriores era de octubre a septiembre. De esta forma la gestión de las ayudas toma como referencia el año natural.

Son los cambios más significativos de una convocatoria que destinará el grueso de las ayudas a solicitantes con unos ingresos familiares brutos anuales máximos de 25.834 euros (3,5 veces el Iprem), cantidad que puede corregirse al alza en función del municipio y los miembros del hogar. No es lo mismo comprar una vivienda en Soria que en Valladolid, Segovia, Burgos o Salamanca, las ciudades más caras de la comunidad, y tampoco es igual hacer frente a una hipoteca con estos 25.834 euros en una casa donde comen tres personas que en un hogar con cinco.

No obstante, ese límite de 25.834 euros para acceder a la parte más jugosa de las ayudas sube hasta los 40.597 euros anuales (5,5 Iprem) que marca la línea de Vivienda Rural para acceder a préstamos a bajo interés. Ahora, para que la Junta pague los 2,5 puntos de interés del crédito y disfrutar de una hipoteca que puede situarse incluso a coste cero y las ayudas directas de entre 3.000 y 6.000 euros del programa, el beneficiario no puede sobrepasar esos 25.834 euros. En el caso de las Viviendas de Precio Limitado para Familias y la Vivienda Joven sucede otro tanto. Las ayudas económicas se limitan hasta los hogares con 25.834 euros corregidos, pero ciudadanos con hasta 47.978 euros (6,5 Iprem) puede optar a viviendas de precio tasado por la Junta e inferior al de mercado y avales del 100% de la hipoteca.

Ésta es la letra grande de una convocatoria con matices, excepciones y letra pequeña sobre características del piso o casa, ingresos corregidos, mensualidad máxima del alquiler o posibilidad de ser titular de otra vivienda, que al interesado le conviene aclarar personalmente.